Búsqueda Rápida

Guía Gastronómica

Proveedores

Artículos

Mayo 2017

La Gastronomía en la Narración Literaria

Por Marco Guzmán, Portal Restaurantes Chile.

La Gastronomía en la Narración LiterariaLa literatura en general y muy especialmente la narrativa y el teatro han tenido presente prácticamente desde siempre el tema gastronómico, incluso a veces como el “leit motiv” de muchas escenas y obras.  En este breve artículo se busca traer a la memoria algunos pasajes literarios que ejemplifican esta situación y que tienen importante significación para quienes apreciamos tanto la gastronomía como el arte de las letras.

Con la parcialidad y las correspondientes omisiones que conlleva el recuerdo, para empezar, parece imprescindible traer a colación el siguiente pasaje de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, donde Cervantes nos describe prácticamente un menú semanal: "...una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes...". Interesante, pero no muy variado menú el que nos presenta Cervantes, situación que a veces suele ser la razón de muchos conflictos humanos, especialmente de pareja, como nos cuenta Allen Stewart Konigsberg, más conocido como Woody Allen en el siguiente fragmento de Central Park West:

"Phyllis: ¿Te apetece otra copa?...
Carol: Creo que voy a necesitar esa copa.
Phyllis: Me ha dejado.
Carol: ¿De verdad?
Phyllis: Sí…
Carol: ¿Qué razones te dio?
Phyllis: Que no me quiere. Que no le gusta estar cerca de mí... Ésas son las vagas razones que me da, pero creo que sólo está siendo educado. Creo que lo que realmente no le gusta es mi forma de cocinar..."

Así pues, parece ser verdad que el secreto de una buena relación “está en la salsa”, como se afirma en la conocida cinta, de Fannie Flag y Carol Sobieski, Tomates Verdes Fritos y ello queda de manifiesto en muchas obras cinematográficas que han enriquecido la carta del séptimo arte de más de una generación. Entre ellas cabe destacar “Ratatouille” (2007), “Sin Reservas” (2007), “La Fiesta Inolvidable” (1968), que, con la brillante actuación de Peter Sellers, hace honor a su nombre, especialmente en la hilarante escena de la comida.

Pero no podemos finalizar este artículo sin reproducir de manera completa el relato de un chileno, César Crisosto Sagredo, que en 1999 ganó el concurso Narrativa Gastronómica organizado por nuestro medio, con su cuento, en menos de 99 palabras, llamado “La Cita” y a quien, de alguna forma, queremos homenajear al colocar su nombre en estas líneas:

“Cinco de la mañana. Suena el timbre del departamento, despierto. Es mi amigo Caldillo. “Nos invitó el Asado a su casa”, dice contento. No puedo ir, almorzaré con Atún y su novia Ensalada. No hay mucho que contar del almuerzo. Es sólo un compromiso. Además, no dejo de pensar en mi cita con Lasagna. Nueve de la noche y llego al restaurant acordado. Ahí está, tan hermosa como siempre. Me siento frente a ella, huele muy bien y le digo tiernamente “Ricotta”, ella me mira coqueta y dice: “Parmesano”. ¡Será una velada increíble!”

Esperamos que esta nota del recuerdo, sea un aliciente para que sigamos leyendo con devorador apetito y degustando con paladar de gourmet todas las delicias que la literatura ha puesto en la mesa de quienes disfrutamos las letras no solamente en la sopa. Por su parte, a quienes no acostumbran degustar estos manjares en forma habitual, les recordamos que el sabor se siente en el paladar pero se disfruta gracias a aquel maravilloso instrumento que nos ha permitido crecer en la escala evolutiva y del cual la literatura es una de sus más maravillosas creaciones.