Búsqueda Rápida

Guía Gastronómica

Proveedores

Artículos

Junio 2018

Sobre la Dieta Mediterránea

Equipo Editorial Porech®

Se conoce como dieta mediterránea a un modo de alimentación basado en un patrón dietético propio de los países mediterráneos, especialmente España, Francia, Italia y Grecia. Las características principales de esta alimentación son el consumo de frutas, verduras, legumbres, frutos secos, pan y aceite de oliva; junto a la preferencia por carnes blancas y pescados por sobre las carnes rojas y a la ingesta regular de vino en cantidades moderadas. Las propiedades saludables que se le atribuyen se basan en la constatación de que, aunque en los países mediterráneos se consume más grasa que en los EE.UU., la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor. Las causas de tales propiedades de la dieta mediterránea parecen estar en el mayor consumo de productos ricos en ácidos grasos “monoinsaturados” (que reducen el nivel de colesterol en sangre) como el aceite de oliva; en el consumo de pescados (que conllevan abundantes ácidos grasos omega 3) y en la ingesta moderada de vino tinto, que tendría un efecto “cardioprotector”.

Existen muchos estudios y opiniones respecto a la verdadera efectividad de la dieta mediterránea, pero, sea cual sea el matiz de éstos, es un hecho que es una buena opción a la hora de establecer hábitos de alimentación y de vida, los cuales han sido resumidos en la imagen ilustrativa de este artículo, que representa la llamada “Pirámide Mediterránea”, en la que se muestra el consumo y actividad esperada habitualmente para una persona que siga este tipo de alimentación.